¿Por qué celebramos el día mundial del reciclaje?

El 17 de mayo se celebra en todo el mundo el Día del reciclaje. Este día fue establecido en 2005 por la Unesco, como una oportunidad para recordar la importancia de la estrategia de RECICLAR, REDUCIR Y REUTILIZAR.

Si bien, cada vez, toma más peso la frase “el mejor residuo es el que no se genera”, es muy importante empezar a naturalizar la acción del reciclado, para poder llevarlo a cabo de manera cotidiana. Naturalizar esta acción y este concepto, genera que no tenga un peso negativo empezar a trabajar en las cosas que tenemos en casa, hace que no sea “mal visto” reparar un objeto, un electrodoméstico, una prenda. 

Teniendo en cuenta el concepto de reutilizar, podemos llevarlo a la acción de la misma manera. ¿Por qué sentimos la necesidad de usar y tener todo el tiempo cosas nuevas? Tal vez, pienso, es porque compramos sin pensar demasiado, entonces los objetos y bienes que tenemos, no tienen tantísima importancia, pues hay otros para reemplazarlos o intercambiarlos. Entonces, ¿qué puedo hacer yo, como ciudadana común, desde mi lugar? Seguí leyendo ¡y te cuento!

Economía Circular

A raiz de estos conceptos (reducir, reciclar, reutilizar: las 3R), nace un movimiento llamado economía circular. No es solamente una forma de trabajo, sino que es una filosofía. Quiénes trabajamos en economía circular, entendemos que determinados materiales que, a simple vista, podrían ser basura, son recursos muy valiosos para darles una segunda oportunidad.

Es así que, este modelo, es muy útil para reutilizar y reciclar determinados recursos. Voy a habarte de lo que yo sé, que tiene que ver con mi trabajo en la industria textil y lo que voy a contarte es lo que yo hago y los elementos que uso, pero lo que tiene de interesante este concepto, es que cada proyecto toma elementos tan distintos como el trabajo que hacen cada uno de ellos. 

En mi caso reutilizo dos grupos de materiales: textiles y alimenticios. 

Los textitles, claro está, son para poder trabajar en nuevas prendas. Pueden ser telas, prendas en desuso (incluso rotas), paños tejidos, hilados y avíos. Lo más duro del recurso textil, es que muchos de estos textiles están en perfecto estado para usar. Muchas veces son telas que quedan al final del rollo o mal guardadas, retacería, restos de tizada (lo que queda del corte de una prenda) o, simplemente, necesitan el espacio para poder poner nuevas. En otros caso, sobre todo en relación al tejido, son paños fallados, con puntos corridos, agujeros o cualquier otro tipo de error.

En cuanto a los alimenticios, reutilizo el residuo que queda de esos alimentos luego de ser consumidos o antes de ser vendidos. Es el caso de las cáscaras y carozos de palta, las cáscaras de nueces, yerba usada, restos de poda y las cáscaras de cebolla. Estos recursos los obtengo de lo que tiran otras industrias, ellos no pueden hacer nada con esto, pero yo sí. 

Yo, consumidora

Al principio de esta nota, te dije que tenía para decirte cuáles eran las acciones que como consumidores podemos tomar… Bueno, llegó el momento y la respuesta ¡no te sorprenderá! Ser más responsables y conscientes a la hora de generar nuestros consumos. Te preguntarás ¿en qué modifica toda la cadena este comportamiento?, bueno, la realidad es que como consumidores tenemos un enorme poder, somos quiénes generamos la demanda de los productos que están disponibles en el mercado. Si hacemos una investigación sobre los productos que estamos consumiendo, vamos a poder elegir con mayor consciencia. Cuando hablo de investigación no me refiero e que nos convirtamos en Sherlock Holmes 🤣 Digo que nos hagamos algunas preguntas. Las más importantes, desde mi punto de vista, son;

♥ ¿Realmente lo necesito/quiero?

♥ ¿Tiene sentido que haga esta compra?

♥ ¿Qué fin va a tener cuando deje de usarlo?

♥ ¿El packaging es biodegradable/compostable/reutilizable? ¿Puedo pedir sin packaging? Un ejemplo clarísimo es cuando compramos algo de un tamaño mínimo y, de todos modos, lo recibimos en un paquete o bolsa que va a durar unos minutos y luego no vamos a saber qué hacer con él.

♥ Esta marca ¿es responsable de sus residuos? ¿De su producción?

♥ Este poducto ¿es durable en el tiempo?

Exigirle a las marcas que se responsabilicen de los efectos de producción y de post consumo de sus productos, es una forma de ser responsables, pero también lo es hacernos cargo nosotros de lo que hacemos cuando terminamos de usar lo que compramos. Elegir la mejor calidad, dentro de nuestras posibilidades económicas, es una decisión que muestra una gran responsabilidad, porque de esa forma, sabemos que no va a ser algo que vamos a desechar en muy poco tiempo, un ejemplo muy claro es el de la indumentaria. Las prendas baratas tienen un montón de costos ocultos. El más sensible, y terrible, es el de los y las trabjadoras que intervinieron en la cadena productiva, si el precio es bajo, el sueldo de quiénes lo hicieron, lo es aún más. También es muy probable que la calidad del textil sea baja, por lo que en pocos usos, esa prenda va a empezar a sufrir algunas cuestiones, la más comín, es el peeling o “pelotitas” que se hacen en las prendas, sobre todo, en las partes que más fricción tienen, como las axilas, los puños y todo lo que tiene mucho roce. Es entendible que accedemos a lo que podemos pagar y no hace falta endeudarse para comprar cualquier cosa, pero si elegimos lo mejor, dentro de nuestras posibilidades, sabemos que va a durar más en el tiempo y eso es un ahorro en si mismo, porque no vamos a tener que reemplazar eso en un tiempo mayor, osea, no vamos a tener que omprar uno nuevo.

La revolución es la reparación

Aunque parezca una locura, hoy por hoy, en la ola de consumo en la que vivimos, reparar es un acto revolucionario. Reparar vae la pena cuando lo que estamos reparando también lo vale. Elegir prendas especiales (aplica a cualquier cosa que compremos) hace que las cuidemos más, que querramos usarlas más y que, llegado el momento, nos haga sentido querer repararlas. Reparar, en este caso, lo leemos como reciclar. Por eso, deseo que en este mes, dónde celebramos este día, puedas elegir algunas prendas que quieras mucho y te decidas a darles una nueva oportunidad, reciclándolas y hasta cambiándoles un poco algo, para que siga siendo hermoso usarlas.

Espero que te sea de utilidad este post y que puedas reparar algo que tengas dando vueltas por ahí 🤗 Como siempre, me encarnaría leer qué pensás de todo esto y saber si conocías este día.

Espero que tengas un día hermoso! Te mando un abrazo a la distancia.

Ana Paula

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.