Publicado el Deja un comentario

Ser Flexible…

Unos meses antes de mudarme sola por primera vez, terminé mis sesiones de terapia. Había ido durante, alrededor, de 7 años. 

Para una persona como yo, que amo hacer terapia, analizar(me), pensar, entender, fue duro pero al mismo tiempo muy gratificante. Había algunos temas que se repetían semana a semana, mes a mes y… De golpe, comprendí la raíz de esas situaciones, así que además de extrañar a Debora (mi psicóloga) fue un gran hito en mi vida 😊

A qué viene todo esto? A que terminé febrero agotada, como si fuera agosto… Siento que arranqué muy bien el año, llena de proyectos, con ganas de mil cosas, con fechas de lanzamientos y productos nuevos… Pero el tiempo se me escurrió entre los dedos y febrero me pasó factura. Es tanta la presión que hago sobre mi a veces, que el cuerpo y la mente me explotan! Así que terminé febrero con un ataque de ansiedad que me duró algunas horas, pero que fue detectado al instante, así que con las herramientas que Débora me había dado durante todos esos años de terapia, pude empezar a desactivarlo. No fue muy grave y tuve la lucidez de escribirle enseguida a mis dos pilares: mi hermana y mi novio, para que estuvieran atentos, eso bajó mil grados todo. Lo peor no fue este episodio, lo peor es que empecé marzo enojada. Nada estaba saliendo como esperaba, nada se regía por las fechas que YO MISMA ME PUSE y que tengo el poder de correr… Reconozco que en este tipo de situaciones, vuelvo al pre-escolar y me hago berrinches interminables, peor que mis sobrinos 🤦‍♀️ Y me enojo con la situación, conmigo, con lo que estoy haciendo… Ok… Respirá. Y fue ahí, en el medio de todo este enojo cuando recordé la FLEXIBILIDAD… Un tema que hablé durante mucho tiempo en terapia, si las cosas no salen como espero me cuesta mucho encausar y, últimamente, nada sale como espero 🙈 

Cuando todo está por el aire y yo soy la responsable, tengo dos opciones: o que siga explotando todo o volver al centro, respirar, ordenarme y dar de nuevo 🙂 Por suerte esta última es la que ganó, así que saqué los calendarios de adelante de mis ojos, pensé en cómo quiero hacer las cosas y reorganicé todos los proyectos de este año 🙋‍♀️ Por eso este mes el Proyecto Argentina no va a salir, de hecho, a partir de ahora, va a salir mes por medio, Es un proyecto que disfruto tanto, tanto hacer que no quiero que sea vea manchado  por mi ansiedad y un mes es demasiado poco para el trabajo que me lleva organizar con cada ilustradora para ponernos de acuerdo en los patterns, a partir de eso diseñar una prenda y un bordado… Así que así va a ser, mes por medio, mucho más en lineamiento con la filosofía de vida que intento llevar y bajar los decibeles. Cada mañana hago ejercicios de respiración con una meditación guiada, escribo mis agradecimientos en un cuaderno, organizo el día mientras desayuno y trato de hacer yoga al finalizar el día… Por qué razón haría todo a las apuradas en el trabajo que es la actividad que hago durante toooooooooooodo el día? Con esto no quiero decir que está buenísimo pasar por un ataque de ansiedad, lo que quiero decir es que a mí me ayudó a hacer un click y ordenarme, bajar el ritmo, porque recién es marzo y, a este ritmo, voy a llegar destruida a septiembre, y la verdad, no vale la pena.

Conclusión de todo esto: cuando me pongo exigente y poco flexible con fechas y lanzamientos que YO MISMA ME IMPUSE (insisto con esto) y que no comuniqué a nadie y que nadie está esperando porque ni siquiera saben que eso va a pasar, tomo distancia, respiro, ordeno, escucho a mi cuerpo: si siento malestar vuelvo todo para atrás, si siento bienestar hago todo lo posible por llegar ♥ Parece simple, pero no lo es tanto. Es importantísimo conocernos a nosotras mismas, entender lo que nos pasa, reconocer cuando es un enojo, una bronca, angustia o algo un poco más complejo. Buscar ayuda cada vez que la necesitemos, las personas que nos quieren están ahí para nosotras cada vez que las necesitamos, como nosotras estamos para ellas. Tener todas las herramientas necesarias para desactivar cualquier sensación de malestar, a mi me sirve hacer ejercicios de respiración, tengo unos cuatro ejercicios distintos que me sirven para cosas diferentes, algunos incluyen retener aire y retener pulmones vacíos, con diferentes tiempos. A mi me sirven un montón, si te interesan este tipo de alternativas te recomiendo que busques en YouTube o en Spotify y encuentres las que a vos te sirvan 😊 Otra conclusión es no agregarme más cosas de las que puedo hacer en un día, una obviedad? Claro que sí! Algo que hago con frecuencia? Por supuesto! 🤦‍♀️ Y manejar la frustración cuando todo parece salir mal, generalmente ni es todo, ni está tan mal en realidad 😉

Me despido por hoy, sólo quería compartir esto con vos, que me acompañás en el camino que elegí, que siempre te cuento como medito y respiro, y lo bien que me siento… Bueno, esta vez quería contarte que no siempre estoy tan bien y lo que hago cuando eso pasa, porque creo que a todas nos pasa, no? Hay momentos super arriba, otros más estables y algunos que no nos gustan nada y que nos cuesta compartir, pero creo que la clave está ahí, cuanto más lo compartimos, más tomamos consciencia de no somos las únicas que nos sentimos así y eso ayuda a bajar.

Gracias por estar siempre del otro lado! Me encantaría que me compartas que hacés vos para sentirte bien cuando todo parece explotar, compartir suma y multiplica!

Te mando un abrazo a la distancia y con protocolo, por supuesto!

Ana Paula

Publicado el Deja un comentario

El mundo respira

Nos tomamos unos meses y el mundo respira. Nos corremos del centro de las ciudades y la naturaleza avanza… Cuánto hablamos de evolución? Y cuánto sabemos en realidad? Creo que no tanto, creo que creemos saber más de lo que en realidad sabemos, no te parece?
Evolucionamos en algunos aspectos, pero no en otros. Evolucionamos tecnológicamente y hoy tenemos que estar realmente agradecidos, pero cuanto evolucionamos como sociedad? Me enorgullece ver que somos muchos los que pensamos en comunidad y nos quedamos en casa y tratamos de no enfermarnos ni de enfermar a los que queremos y que esos no enfermen a los que quieren y así, pero por otro lado vemos gente que sale como si fueran vacaciones, como si fueran fines de semana largos y así, personas que se indignan y pagan lo que sea por volver a casa, pero y si te hubieras quedado en casa de movida? Si no hubieras violado la cuarentena preventiva obligatoria? Hoy estarías en casa, con los tuyos y no tendrías que estar queriendo vender tu casa para volver.
Hay una pregunta que me surge… Sos feliz con vos? Te calzaste estos últimos días (haciendo un guiño a mi favo @fiosargenti)? Ya lloraste en lo que va del día? No sé, me lo pregunto.
Yo en casa uso ojotas, hasta que haga frío, me gusta estar cómoda y no toda la ropa que uso en casa la saco al exterior, lloro un poquito todos los días, pero creo que es de incertidumbre, me siento bien y los que más quiero están bien. Siento que se resignificaron muchos vínculos, que extrañamos más porque tenemos más tiempo. Nos “obligaron” a parar físicamente, pero la cabeza y los sentimientos siguen girando, en mi caso siempre tengo mucha ansiedad, pero esta semana me siento más en paz que nunca, me preparé para este momento durante los últimos 13 años: tengo telas, hilos para bordar, papel madera, hojas (aunque me quedan poquitas), muchas cosas para pintar y tiempo, sobretodo esto último, tiempo que vengo necesitando hace meses, meses de no parar un minuto, meses de salir de casa al trabajo y del trabajo a seguir trabajando, meses de dormir poco y cenar a las apuradas. Tengo tiempo, estoy sana y todos los que quiero están sanos y cumpliendo con lo que tienen que hacer para que sigamos así.
Y vos? Vos cómo la llevás? Te calzaste hoy? Estás cumpliendo con la cuarentena? Te pesa en el encierro? Ya lloraste hoy?

Espero que estés bien, que te cuides, que me cuides y que de tu mano y de la de todos, volvamos a caminar la ciudad, seguramente no como la recordamos, pero con la certeza de que todos la estamos caminando juntos ♥

Publicado el Deja un comentario

Tres docenas

Hace dos días cumplí años, las tres docenas de años de vida. Mi cumpleaños del año pasado fue uno de los últimos que festejamos de manera presencial, así que no sabía como iba a ser cumplir en pandemia, aunque andamos un poco más libres, sigo con los cuidados porque hace no-mucho-tiempo volví a ver a mis padres, que se cuidaron estrictamente todo el año, así que… Como quiero seguir viéndolos, me sigo cuidando mucho. 

Podría decir que fue uno de los cumpleaños más lindos y especiales de estas tres docenas. Recibí cantidades de amor incalculables en modo de mensajes, llamados, regalos en forma de cosas deliciosas y especiales. Almorcé con mis padres y después pude disfrutar del sol y de un día maravilloso que me regaló Mar del Plata, históricamente, el 20 de enero llueve aunque sea un ratito, bueno, este año fue la excepción 🤗 Más tarde me animé a ir a un bar (no iba desde marzo) porque me compré una “pantalla” de esas transparentes, así que no me la saqué en toda la estadía… Y cómo última sorpresa, me encontré con mis primas, completamente de casualidad, que no veía hacía como un año… La conclusión es felicidad absoluta! ♥

Tuve un deseo que pude cumplir a nivel laboral: hice el lanzamiento de un proyecto nuevo, un proyecto que me llena de amor, un proyecto que me da felicidad desde el minuto uno que lo empecé a pensar. Es un proyecto en alianza con diferentes ilustradoras, porque este año me propuse trabajar con mujeres que admiro ♥ Como te conté en otras ocasiones, trabajo sola y, a veces, me dan ganas de compartir con alguien más. No quiero confundirte, me encanta trabajar sola, pensar, desarrollar, equivocarme, volver a empezar, enojarme, trabarme…. Pero compartir y compartir el amor por lo que hacemos me parece maravilloso! El proyecto consta de ilustraciones como punto de partida, ilustraciones que cuenten algo de la identidad de una parte de nuestro país, ya que el año pasado no pudimos viajar y este que empezó no se ve tan diferente, viajemos a través de las ilustraciones, el arte y el bordado 😊 El punto de partida es Mar del Plata, porque como soy de acá, es el inicio de cualquier viaje, es mi “usted-está-aquí” de cualquier mapa 😉 En esta primera edición, que quería compartir con vos el día de mi cumpleaños, trabajé con Maru Vetere, que es una linda total e hizo una serie de patterns ilustrados sobre distintas expresiones sociales y culturales de Marpli, en esta edición lanzamos “Exquisita Mar del Plata”, un pattern que cuenta y muestra las golosinas y delicias típicas que podemos encontrar en la venta ambulante de la playa ✨☀ Cada proyecto va a constar de una prenda (o un objeto textil) diseñada con la temática y bordados, en esta edición son una remera y unos prendedores muy, muy tiernos ♥ Me encanta poder tener un proyecto que una mis dos marcas: Ana Paula Seara y Natural🍃 Así que cada mes te voy a ir contando cuál es la nueva temática y el proyecto del mes ♥

Más allá de lo laboral, aunque para mí casi no hay diferencia con lo personal, pues emprendedora, y de los nuevos proyectos, te puedo contar que sigo con mi proyecto de meditar cada mañana, de agradecer escribiendo en un cuaderno todo lo maravilloso que me pasa, no creas que son cosas sobrenaturales, pero tener un techo, comida, gente que me quiere, una familia incondicional y un novio tan amoroso, sumado a nuestros perros y gato… Es mucho más de lo que muchos pueden decir ♥ Así que lo agradezco cada día, porque si hay una enseñanza que nos dejó el año anterior, es que no tenemos que dar nada por sentado, que todo lo que conocemos y queremos y estamos acostumbradas, se puede ir en un segundo, por eso, todos los días, agradezco y lleno una carilla de un cuaderno A5, no es taaaaaanto, pero al mismo tiempo es un montón. 

Te vuelvo a agradecer por los saludos y el amor que recibí el miércoles y el que recibo siempre de tu parte, gracias por permitirme celebrar un nuevo año haciendo lo que amo, vos sos parte de que pueda seguir haciéndolo! Como siempre te digo, si tenés ganas de dejarme tu comentario más abajo, más que muy bienvenido! Y si querés contarme qué lugar del país te gustaría que plasme en las próximas ediciones, me encantaría leerte! ♥ Gracias, gracias, gracias por este nuevo año, estoy lista para la aventura! Te mando un abrazo a la distancia y con protocolo, nos leemos la próxima ♥

Ana Paula

Publicado el Deja un comentario

Libertad

Al fin se fue el 2020, un año lleno de incertidumbre, de distancia, de estar lejos de los que queremos, de no abrazarnos ni besarnos, de miedos… Pero también un año de estar en casa, de habitarnos, de conectar desde otro lugar con nosotras mismas y con los que queremos, a la distancia. Un año de video llamadas interminables, de audios eternos, de estar para el otro en la virtualidad, de acompañarnos, de sentirnos solos pero, al mismo tiempo, encontrarnos en el sentimiento de cada uno alrededor del mundo. 

Tenemos la libertad de elegir cómo vamos a recordar este año, lo vamos a recordar como el peor de nuestra vida? En mi caso no es así. Elijo recordarlo como el año que afiancé más que nunca el vínculo con mi hermana, el año en que entendí lo que es extrañar a mis padres, el año en que puse más que nunca en práctica la empatía, el año en que sentí más  cerca a mi novio, porque no nos vimos durante un mes y cuando nos reencontramos fue lo más hermoso del mundo, un abrazo enorme, largo, como nunca antes, lleno de amor. Un año en que las amistades tuvieron un rol más que muy fundamental, todos los afectos creo yo. Un año en que me conecté conmigo como no había podido hacerlo antes, en el que me permití sentir todo, la sensibilidad que me habita (a veces un poco intensa) suelo reprimirla y controlarla, pero este año no. Este año me permití atravesarla, me permití llorar un montón no sólo de tristeza, de emoción, de alegría. Un año en el que valoré tanto, tanto, tanto el sol, el aire libre. Un año en que adoptamos a Rita, que vino a completar la alegría que nos dan Timo y Morrison. Si me preguntás en lo económico… Bueno, un desastre, esa es la realidad. Estamos todos un poco parecidos. Por suerte cuento con apoyo y no me faltó nada, incluso me mudé en plena pandemia. Pero sí es muy frustrante cuando ves que los días pasan y no pasa nada… Al margen de eso para mi fue un gran año en lo personal y emocional y eso me lo llevo para siempre. 

Voy a recordar el 2020 como el año de solté mi proyecto anterior, después de 13 años, y deje nacer a Natural, que es un proyecto que me emociona muchísimo, porque es un proyecto de vida, es como quiero vivir y está en sintonía con eso, con ser más amigable con el entorno, con cuidar nuestra casa. Mucho se habló al principio de la cuarentena de cómo los animales tomaban las calles de Europa y como se veía más limpio el aire, cuánto había bajado la polución en las capitales del mundo y todo lo que ya sabemos. Natural es eso, ser más amigables con el planeta en el que vivimos y, desde mi punto de vista, un granito de arena para dejarles un mundo menos tremendo (en cuanto a la contaminación) a mis sobrinos, a los hijos de mis amigas, a los tuyos y a los míos en un futuro. Haberme decidido a hacerlo para mi fue un éxito del 2020.

Siempre tenemos la libertad de elegir. Somos libres de elegir como queremos vivir, no es una teoría vasollenista, es una realidad. Buda decía “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”. Siempre tenemos motivos para estar tristes, en un año dónde tantas personas perdieron a seres queridos sin la posibilidad de despedirse, es increíblemente doloroso, mucha gente se quedó sin trabajo, muchos tuvieron que dejar sus casas, pero si vos estás (como yo) en el grupo selecto que no atravesó todas estas cosas, sos libre de elegir como sentirte y qué recordar de este año tan duro que nos puso a prueba en (casi) todo lo que conocemos como vida y día a día. 

Estoy feliz de empezar un nuevo año, en unos días (18) cumplo años nuevamente y, si bien, este año no organicé nada y, seguramente, no pueda hacer los festejos que me encantan con familia y amigos todos juntos, voy a celebrar mi libertad, voy a celebrar estar viva y que los que quiero están bien y se cuidan y me cuidan. Voy a celebrar por los comienzos y los finales, por el deseo de seguir creciendo y por la posibilidad de sentirme feliz con lo poco o mucho que tengo, pero más que nada, por los afectos que me rodean que hicieron de este año que pasó uno mucho más llevadero, más liviano y me dieron lo necesario para elegir recordar lo mejor y no lo peor. 

Que tengas un gran comienzo de año, que siempre te sientas libre para elegir todo lo que desees, gracias por acompañarme un año más ♥

 

Ana Paula.

“¡Seamos libres, que lo demás no importa nada!” Gral. Don José de San Martín.

 

Publicado el Deja un comentario

Lento

Muchas veces escuchamos por ahí la expresión slow-fashion, que no es otra cosa más que la moda lenta, sólo que en inglés, desde este lado del charco, sentimos que todo suena mejor.

Hace un tiempo decidí dejar atrás los procesos industriales y sumergirme en el mundo de la moda lenta… Qué es la moda lenta? Se supone que es un tipo de moda que no va a la velocidad vertiginosa a la que va lo que estamos acostumbradas a ver desde la creación del fast fashion, que no cambia constantemente con las tendencias y que se encarga de generar prendas y objetos más duraderos, atemporales.

Qué es para mí? Para mí es natural ♥ Es respetar cada uno de los materiales que intervienen, respetar cada proceso, crear prendas que se adapten a los diferentes formatos de cuerpo y a las actividades que hacemos, que la ropa no sea un impedimento, que nos facilite la vida. Para mí es esperar 24 horas a que un material suelte su magia tintórea y recién ahí empezar a preparar el tinte, es respetar a ese material que antes fue alimento o que recubría uno, es bordar lento, respirando en cada puntada, es encontrar nuevos lenguajes y nuevas formas. 

Para mí la moda lenta es trabajar en colecciones pequeñas, que puedan convivir con prendas anteriores, es crear una tendencia propia, es usar técnicas de sastrería para producir cada modelo, es buscar sentirme en paz conmigo, con lo que hago y con el planeta, mi casa y la tuya también. Es elegir materiales que cumplan con determinados requisitos, como las fibras y los tintes naturales, que van a permitir que esa prenda sea lo más biodegradable posible (pues Argentina y no siempre se consiguen materiales 100% naturales a precios accesibles), confortable, suave y que la quieras usar siempre y que, ojalá, cuando te canses de usarla puedas regalársela a alguien que la ame tanto como vos y que la siga usando, como cuando era chiquita, que en mi casa se invertía en prendas que usábamos todas a través de los años.

Ojalá vos también te enamores de la moda lenta y puedas descubrir en esta web, en mis perfiles de redes sociales y en todas las formas de comunicación dónde me encontrás, la magia en todo esto, ojalá que cuando adquieras una de mis prendas, uno de mis bordados, puedas entrecerrar los ojos y ver todas las horas, todo el respeto y todo el amor que va en ese objeto para vos ♥

Feliz anteúltima semana de este año tan, pero tan raro, pero que tanto nos ha hecho conectar con las pequeñas cosas!

Ana Paula